Archivos de la categoría ‘Cultura’

Marco Peña Perú machupicchu Gramofonos Vitrolas Cusco

El Víctor VI, único en el Sur del Perú.

Referencias breves sobre el Víctor VI en Perú

Un ejemplar Víctor VI, como bien se dijo, es el pináculo de todos, es decir el mejor y más fino exponente de toda la inspiración Víctor. Se fabricó a partir de 1904, tenía una caja hecha en madera de Caoba seleccionada, estaba bellamente ornamentada en sus ángulos, con columnas de estilo Romano- Corintio, con los extremos esmeradamente labrados y enchapados con oro, todas las piezas metálicas expuestas estaban bañadas en oro, esto incluye el brazo cónico y la manivela a excepción del pedestal posterior y el plato, era la única de bocina externa con estas características, se le consideraba una pieza Top-of-the-line.

Marco Peña, Cusco, Machupiccchu, Gramófonos, Vitrolas, Perú

Parte frontal del Víctor VI único en el Sur del país.

Al principio se equipó con un motor Tipo “M” de triple cuerda, en los primeros ejemplares, estos motores estaban completamente niquelados con una base circular, su manivela era de embone (manivela hembra). A partir de 1908 ya no se practicaba el niquelado en los motores de Tipo “M”,  modificados, adoptando una base rectangular.

En cuanto a sus bocinas, se ofreció al mercado primeramente con una bocina tipo campana, de fabricación Japonesa denominada “the Japanned paper mache horn” la importación de estas bocinas se vio interrumpida por el estallido de la guerra Ruso Japonesa, por tanto se comenzó a ofertar con la bocina de pétalos redondos, por un breve espacio de tiempo. Desde principios de 1905 se ofreció con la bocina de bronce pulido #24B de 11 paneles y de 23.5 pulgadas de diámetro, también con bocinas de acero estampado tipo campana de 21.5 pulgadas y las más lujosas, las de madera maciza, de caoba, especialmente las de punta de lanza #31, lo que le significaba un costo adicional.

Los producidos tempranamente llevaban en sus placas un número 6 arábigo y los posteriores y tardíos ya en números romanos

Marco Peña, Cusco, Machupiccchu, Gramófonos, Vitrolas, Perú

Parte posterior del Víctor VI Peruano.

En Perú, en su tiempo un ejemplar Víctor VI, costaba 27 Libras Peruanas, es decir 270 Soles de plata Peruanos, que en ese tiempo equivalían a aproximadamente 108 dólares americanos. en nuevos soles serian alrededor de 13,408.79 y algo más por los costos de transporte a las entrañas inaccesibles del Perú de ese tiempo.

Cómo esta obra de arte encausó su vía hacia mí.

Cuando apreciaba fotografías o leía algo sobre los Víctor VI, experimentaba una sensación de frustración y sana envidia de quienes las poseían en otras partes del país y del mundo, que con cada año que pasaba se hacían más evidentes.

Transcurría un día aparentemente como cualquier otro, llegada la tarde  un amigo que en meses pasados había estado de curioso, fotografiándose entre mis gramófonos, vino a visitarme con una fantástica novedad, me comentó que él había publicado en sus redes sociales una fotografía con mis gramófonos, y sin demorar mucho un contacto suyo le había referido de alguien conocido que tenía en su poder un ejemplar de estos que estaba hecho completamente de madera, que no funcionaba  y deseaba ponerlo en buenas manos.

Marco Peña, Cusco, Machupiccchu, Gramófonos, Vitrolas, Perú

Otro ángulo del Víctor VI

Naturalmente me apresure a establecer contacto con esta persona, cuando lo hice supe que era un ciudadano Colombiano que por cuestiones de trabajo en una institución no gubernamental radicaba en Ayaviri, – Capital del Distrito del mismo nombre, Provincia de Melgar, Región Puno, es una región muy seca y fría, ubicada a casi 4,000 msnm. – hablamos mucho y concertamos conversar de manera personal en breve.

Como fácilmente se entenderá, me movilicé con rapidez, realicé un viaje de tres horas en auto y finalmente estuvimos reunidos en Ayaviri, luego de ubicarlo, presentarnos y conocernos brevemente, fuimos a ver el ejemplar que estaba en su vivienda, la ansiedad me dominaba, no podía creer que en este día estaría por primera vez frente a una pieza de estas, cierto, hasta entonces nunca había presenciado ninguno de este modelo, solamente en vídeos y fotografías. Entramos en sus aposentos, una casa con muchos detalles victorianos ya en descuido, y ahí, justo sobre una mesita estaba ubicado, de manera imponente, el mejor de todos los gramófonos de corneta externa, nada menos que un Víctor VI, dominado completamente por tal belleza, me acerqué, lo examine detenidamente, pulgada a pulgada y pude ver que estaba completo, por primera vez pude hallar un gramófono “completo” quizás para complementarle uno que otro tornillo, pero nada que fuera difícil, ni me llevara años como en otros casos que pude experimentar, no funcionaba, es verdad, pero verifiqué que todas las partes del motor estaban en su lugar, no dudé que se trataba de alguna cuerda suelta o rota en el peor de los casos, pero todo estaba en su lugar, tenia el acabado original, muy bien conservado.

Marco Peña, Cusco, Machupiccchu, Gramófonos, Vitrolas, Perú

Motor Tipo “M” de triple cuerda, modificado a base rectangular, producido a partir del 1908

La negociación fue breve, fue una relación ganar – ganar, lo difícil fue obtener la información relacionada a su origen o alguna referencia del ejemplar, al principio me dijo que había sido traído desde Colombia, yo me fui a casa con esa información que me resultaba algo incómoda.

Conforme pasaron las semanas y me dedicaba a operativizar el motor que no fue fácil – nunca darle vida a un gramófono es fácil – y habiendo resuelto dificultades ocasionadas por cuerdas sueltas y una rota, finalmente el formidable VI estaba operativo en pocas semanas, nada más satisfactorio que darle la cuerda a una joya así y que luego de haber opuesto tanta resistencia, ver cómo comienza a girar, sonar y reproducir una vez más un viejo disco, esta vez fue un hermoso Yaravi Arequipeño, grabado en 1917, si exactamente hace cien años a la fecha. De inmediato ubiqué el ejemplar entre los demás gramófonos, honestamente en el acto opacó a todos los otros gramófonos que poseo, maravillosa experiencia.Marco Peña, Cusco, Machupiccchu, Gramófonos, Vitrolas, Perú

Cuando todo estaba resuelto, pasado un tiempo, quise escribir mi experiencia sobre el Víctor VI, decidí por tanto contactar nuevamente con quien hizo posible que este llegara a mis manos, esta vez me respondió desde Colombia y me dijo que el origen del ejemplar en cuestión era el propio Ayaviri, que no había deseado mencionarlo mientras él se hallaba en esa localidad, esto encajaba mejor en el contexto, hice de mi parte para entender la picardia de mi benefactor.

¿Cómo fue encontrado?

Para ubicar un gramófono así, deben ocurrir sucesos poco comunes, resulta que por factores muy particulares, hace unos años atrás, una vieja casona del centro de Ayaviri se había derrumbado, la parte frontal del viejo edificio de adobes había colapsado, sin causar daños personales, para entonces mi benefactor por cuestiones laborales estuvo involucrado en las acciones de ayuda y prevención que se coordinó con Defensa Civil de la localidad, este suceso fue el que hizo posible que el Victor VI sea descubierto luego de muchas décadas de haber estado guardado, seguramente en un viejo ático al que no se tiene acceso de manera normal, me refirió que es en situaciones como esta, en la que las personas olvidan sus apegos y fácilmente pueden deshacerse de este tipo de cosas, se calcula que perteneció a los propietarios originales del inmueble, que según las referencias con las que se cuenta fue de la familia Tapia Cruz, quienes construyeron la casa a mediados del siglo XIX y la heredaron a sus sucesores.

La prensa local publicó este suceso con las siguientes referencias.

Marco Peña, Cusco, Machupicchu, Gramofonos, Vitrolas, Perú

Una vieja casa de dos pisos, con más de ciento cincuenta años de antigüedad, ubicada en la esquina entre las calles Tacna y Arica, en la parte sur de la Plaza de Armas de Ayaviri se derrumbó a las nueve de la mañana de ayer lunes 8 del presente mes, luego de que pasara un camión.
Esta casa construida con adobes de 60 por 40 centímetros resistía el paso de los años ya que fue una de las primeras viviendas que fueron anteriores a la creación política de la provincia de Melgar ocurrida el 25 de octubre del año 1901.
(Fuente: Prensa Local, Ayaviri)

 

 Algo sobre Ayaviri

Ayaviri hoy es una pequeña ciudad muy pintoresca, con una admirable arquitectura de corte colonial, donde el tiempo se ha detenido y fácilmente nos hace referencia a ese hermoso periodo en el que las Vitrolas sonaban en aquellas casonas, dándole vida a las tradicionales fiestas vecinales.

Marco Peña, Cusco, Machupiccchu, Gramófonos, Vitrolas, Perú

Plaza de Ayaviri, Principios del siglo XX, en tiempos de los gramófonos.

La llegada del Ferrocarril le concedió un progreso acelerado a Ayaviri, convirtiéndolo en un gran centro comercial, cultural, social y artístico, dando como resultado ubicarlo como el pueblo más concurrido del norte de la Región de Puno y muy pronto, en el apogeo de los tiempos de la hacienda, se posicionó como un eje comercial de importancia regional, para el sur del país, basado en la actividad ganadera, grandes explotaciones de rebaños de ovinos, camélidos y vacunos de doble propósito, siendo la industria lanera la que catapultó a la élite Ayavireña, otorgándole grandes capacidades económicas.

Sé por amigos anticuarios, que en Ayaviri han tenido la grata experiencia de hallar varios gramófonos con detalles de lujo como el que yo pude conseguir, ahora soy parte de este grupo de beneficiarios, gozando del privilegio de haber hallado esta joya sin igual en el sur del Perú.

Marco Peña, Cusco, Machupiccchu, Gramófonos, Vitrolas, Perú

La Estación del ferrocarril de Ayaviri, principios del siglo XX, en tiempos de los gramófonos.

Anuncios

¿SON VERDADEROS ESTOS GRAMÓFONOS?

Publicado: 30 enero, 2016 en Cultura

A menudo surge la pregunta ¿cómo diferencio un gramófono original de uno falso?

Diferencias entre gramófonos originales y falsos, Marco Peña, Perú, Cusco, Víctor Talking Machine

Víctor III Original, sin restaurar

He tenido oportunidad de hablar con varios especialistas en gramófonos mediante los foros Internacionales, la mayoría ve con tolerancia el que uno que otro ejemplar sea fabricado a partir de piezas antiguas, quizás para tenerlo exhibiendo en una vitrina, como manifiesta el veterano Mehmet Oztekin, quien heredara de su padre las capacidades de primeramente reparar y luego restaurar gramófonos en el Gran Bazar de Estambul, Oztekin quien creció y vivió entre gramófonos, manifiesta que de entre su colección – que cuenta con más de cincuenta piezas originales – su Gramófono más valioso es uno qué él mismo fabricó, estas piezas serán raras, pues muy pocos tendrán la capacidad de producir uno que otro “buen” gramófono, que contemple los criterios técnicos y estética adecuadas, con componentes pre existentes que silenciosamente piden vivir.

De la misma forma la mayoría ha mostrado su rechazo por aquellas piezas que se producen en serie y han sido y son hechos sin ningún criterio técnico que siquiera las asemeje a los ejemplares verdaderos y que sobre todo están en circulación como piezas originales y muchos que no están familiarizados o que cuentan con poca información, son víctimas del engaño con estas piezas.

Este breve artículo tratará este aspecto, una simple y evidente comparación entre aquellas piezas cuyo objetivo es suplantar a las verdaderas, a estas les denominare en singular “Pieza no original”.

Las piezas no originales, para mí están en dos clases:

Uno.

Diferencias entre gramófonos originales y falsos, Marco Peña, Perú, Cusco, Víctor Talking Machine

Pieza no original, de origen Oriental de clase “Uno” para este blog.

Son aquellas producidas en la India, China y Pakistan principalmente, en el Perú hay pocas de estas, pero en el mercado virtual abundan, estas se caracterizan por que para fabricarlas usan partes de gramófonos preexistentes, en especial de “gramófonos maleta”, los periféricos son de material endeble o débil, finalmente mantienen la particularidad de ser equipos mecánicos acústicos, sin embargo su apariencia ha sido sobre decorada y carece de estética, generalmente presentan el sello de la HMV (His Master’s Voice)

 Dos.

son piezas fabricadas en algún país de Sudamérica, son muy pequeñas y livianas, no usan madera en las cajas, los periféricos están hechos con peltre, no cumplen con la particularidad de un gramófono de ser mecánico acústico, en la caja sellada guarda un conjunto de simples pilas que alimentan un motor eléctrico accionado por un pequeño movimiento de su manivela, generalmente presentan el sello de las Victrolas de la Víctor Talking Machine.

Diferencias entre gramófonos originales y falsos, Marco Peña, Perú, Cusco, Víctor Talking MachineDiferencias entre gramófonos originales y falsos, Marco Peña, Perú, Cusco, Víctor Talking Machine

Pieza no original, de origen Latino américano, de clase “Dos” para este blog.

Realizare una comparación gráfica entre estas dos categorías o clases en común, frente a los ejemplares reales.

Diferencias entre gramófonos originales y falsos, Marco Peña, Perú, Cusco, Víctor Talking Machine

Descripción de una pieza no original de Clase “Dos”

Diferencias entre gramófonos originales y falsos, Marco Peña, Perú, Cusco, Víctor Talking Machine

Gramófono original (Víctor VI) fíjese en las diferencias entre las partes con la fotografía anterior.

Repujado de Nipper en la corneta

Una particularidad que es inexistente en los verdaderos gramófonos, ningún Víctor Talking Machine o His Master’s Voice, presentan un detalle de este tipo, en todo caso los ejemplares verdaderos de estas marcas están provistos de una serigrafía a colores para mostrar su logotipo.

Corneta de Bronce:

Son muy raras las cornetas de bronce entre los gramófonos originales, una de las pocas excepciones se da en el Víctor VI, que ocasionalmente presentaba una gran corneta de bronce pulido con un diámetro de  hasta 24 pulgadas, esta campana de bronce es muy sólida y sin ninguna soldadura, no débil como en las pequeñas cornetas de las piezas de fabricación reciente como la de la fotografía.

Reproductor cerrado y en dirección contraria

Un típico reproductor de un verdadero gramófono tiene el diafragma o membrana de mica siempre descubierta, con la varilla de la aguja y el tornillo perilla de ajuste de la aguja siempre a la derecha del reproductor, indefectiblemente.

Codo anguloso

Obviamente ningún gramófono cual fuera la marca, jamás tuvo un codo anguloso, producto de la soldadura de dos piezas como se ve en la fotografía, un codo verdadero siempre es de una curva regular, en una sola pieza, hecho de material fuerte y resistente.

Pedestal de peltre

Este pedestal esta hecho en peltre, con labrados, sin un buen acabado, como nunca fueron los de la Víctor Talking Machine o la HMV que son las más imitadas, los pedestales de estas marcas eran hechos en hierro fundido, liso, muy sólidos, precisos y pesados, de color negro con adornos en serigrafía dorada de estilo victoriano y niquelados respectivamente.

Brazo de peltre labrado

Ningún gramófono verdadero contó alguna vez con un brazo labrado, menos de peltre con tornillos externos que mantengan unidas las dos partes con las que están compuestas, como se ve en la fotografía de la pieza “no original”.

Plato de menos de 8 pulgadas

Seria muy raro tener ejemplares con platos giratorios de menos de 8 pulgadas circulando en grandes cantidades, el modelo primigenio Berliner contaba con un plato giratorio de 7 pulgadas, pero es una pieza extremadamente rara, otro caso sería en Víctor Toy que también es rarísimo, además es evidente que este plato es de un tocadiscos electrónico para discos de 45 rpm.

Caja de MDF no de roble ni caoba

Esta es una pieza fabricada en América latina, estas pequeñas cajas están hechas con MDF (Fibra de mediana densidad) material prefabricado que no puede desde ningún punto de vista compararse con madera alguna, es más semejante a un cartón prensado, y precisamente este es el material que se usa para producir un ejemplar como el de la Fotografía (Clase Dos).

Diferencias entre gramófonos originales y falsos, Marco Peña, Perú, Cusco, Víctor Talking Machine

Pieza no original, Imitando a una His Marter’s Voice, note los detalles especificados (Clase Uno)

Diferencias entre gramófonos originales y falsos, Marco Peña, Perú, Cusco, Víctor Talking Machine


Gramófono original (Víctor IV), sin restaurar, nótese la proporción entre el diámetro de la corneta y el tamaño de la caja.

Desproporción, corneta muy pequeña para la caja

Los Gramófonos, son una obra de arte, poseen una hermosa estética, ninguna marca ha dejado de observar este aspecto, sin embargo una pieza de fabricación reciente no original, en este caso producida en la India, no observa este estándar estético, por alguna razón que no entiendo las cajas son muy grandes en proporción a la corneta, es entonces que a primera vista cualquier persona sin mucha información puede identificar un ejemplar de fabricación reciente.

Ángulo muy abierto

Se refiere a que por alguna razón igualmente extraña para mí, casi sin excepción todas las piezas de fabricación reciente presentan este defecto, que igualmente las hace antiestéticas, son rarísimos los gramófonos verdaderos que pueden verse con esta característica.

Brazo típico de un gramófono maleta

Las piezas provenientes de Asia en su mayoría son equipos transformados, es decir, han convertido gramófonos portátiles de maleta en equipos de bocina externa, por ser estos últimos más apreciados y demandados, de manera que los brazos mismos de las maletas son adaptados para las piezas de bocina externa, dando este resultado.

Manivela poco estética

Como en la mayoría de detalles mencionados, que igualmente escapan a mi entendimiento, las Manivelas son extraordinariamente anti estéticas, con manijas de material sintético y de formas extrañas muy lejanas a las de las verdaderas.

Diferencias entre gramófonos originales y falsos, Marco Peña, Perú, Cusco, Víctor Talking Machine

Pieza no original.

Corneta con abundantes ornamentos

Diferencias entre gramófonos originales y falsos, Marco Peña, Perú, Cusco, Víctor Talking Machine

Gramófono original (Víctor 0)

Este detalle es muy evidente, Personalmente no tengo evidencia de la existencia de algún gramófono original con la corneta decorada de esta manera, por lo general la Víctor Talking Machine y la HMV han fabricado cornetas sin repujados ni ornamentos exquisitos como este. Ejemplares Europeos han puesto en el mercado cornetas ornamentadas, pero todas muy diferentes a la expuesta, como se muestra en la fotografía.

Diferencias entre gramófonos originales y falsos, Marco Peña, Perú, Cusco, Víctor Talking Machine

Corneta Original ornamentada, muy diferente a las de fabricación reciente.

Caja redonda muy ornamentada

En cuanto a la forma de las cajas, solo por dejar un resquicio de duda diré, que serán extremadamente raras las cajas redondas o hexagonales o de otras formas en los gramófonos originales, por tanto será muy difícil o casi imposible de encontrar uno de estos en cantidades tales como se ven en los mercados virtuales, sin duda si hubiere alguno de estos debe estar ya en un museo o en colecciones privadas.

Placa de papel que no corresponde al modelo que exhibe

Para ponerle una placa a una pieza de fabricación reciente, no se han dado la molestia de investigar un poco para poder siquiera aproximarse a uno verdadero, han optado simplemente por el que parece más atractivo, por ejemplo esta placa es una copia química de la placa de una “Victrola” (gramófono de mueble) para ponérsela a un equipo de bocina externa.

Diferencias entre gramófonos originales y falsos, Marco Peña, Perú, Cusco, Víctor Talking Machine

Gramófono original (Víctor I)

Diferencias entre gramófonos originales y falsos, Marco Peña, Perú, Cusco, Víctor Talking Machine

Pieza no Original.

 

 

 

 

 

 

 

 

Aquí podemos apreciar una pieza no original en la que han usado partes y materiales  muy interesantes, por ejemplo se ha usado madera de roble para construir la caja, posee una bocina sombrero de bruja con campana de bronce enorme (de concierto) original, un pedestal Víctor Original y el brazo ha sido alargado para adaptarlo a la escala de la caja que es enorme, mide más de 19 pulgadas y lleva una placa Víctor para Victrola, pero sobre todo, no es original, no corresponde a ningún modelo que produjo la Víctor Talking Machine, esta pieza sin duda puede impresionar y sorprender a cualquiera que le haga falta esta información básica.

IMG_3159

 

GRABANDO PARA LOS GRAMÓFONOS

Publicado: 25 enero, 2016 en Cultura
Marco Peña, Cusco, Gramófonos, Grabando discos, Victor Talking Machine

Banda Savoy Habana, grabando aproximadamente 1910

¿Cómo es que se logra reproducir sonido a partir de un simple disco girando? Es la pregunta más frecuente que oigo siempre que reproduzco un viejo disco de pizarra en presencia de quienes me visitan, en efecto es sorprendente y maravilloso ver actuando un gramófono con tanta gracia, más aun sabiendo que es un artilugio de más de un siglo de existencia, exhibiendo una simple pero sorprendente tecnología.

 

Marco Peña, Cusco, Gramófonos, Grabando discos, Victor Talking Machine

Estudio de grabación en el reino Unido de 1907

En esta entrada trataré precisamente de esa simple y sorprendente forma de grabar, digo simple no porque fuera fácil de realizar, sino porque se trataba de un sistema analógico, es decir con la intervención de factores solamente mecánicos y acústicos, describiré brevemente cómo se perpetuaban voces y melodías en un disco de pizarra. Existió más de un método para lograrlo, diferían unos de otros en su proceso según la firma o compañía que se ocupaba de esta tarea, sin embargo más de un historiador coincide en que la mayoría de estos procesos constaba de tres pasos generales, y otros procesos accesorios que estaban orientados más a la conservación de copias en metal, razón por la que algunos contaban has cinco o más pasos.

Marco Peña, Cusco, Gramófonos, Grabando discos, Victor Talking Machine

Estudio de la Víctor Talking Machine, Candem N.J. en 1902 grabando un disco sello rojo.

Es preciso poner en claro que el proceso de grabación de un disco de pizarra es la acción inversa a la de la reproducción.

Primero:

Para hacer posible este primer paso, se precisaba de una máquina de mecanismo complejo, con la capacidad de guiar el cabezal de corte (una aguja de diamante u otro material duro) en un preciso sentido de espiral, este cabezal de corte o aguja estaba sujeto en medio de un gran diafragma o membrana que vibraba libremente al final del extremo más angosto de una gran bocina o corneta de grabación que hacía las veces de un micrófono completamente analógico.

Marco Peña, Cusco, Gramófonos, Grabando discos, Victor Talking Machine

Máquina de grabación o torno de corte de cera, antes de 1931

El primer paso en síntesis es girar un disco metálico (desde zinc hasta plomo) con una delgada capa de cera endurecida en el lado a grabar, sobre el cual se posaba el cabezal de corte o aguja, calibrando cuidadosamente la profundidad de corte y la velocidad de giro, con una fuerza suficiente para cortar la cera. Asegurados estos tres aspectos los sonidos a grabar se producían en la parte más amplia de la bocina o corneta, sonido que al viajar por el tubo cónico que terminaba en el diafragma y cabezal de corte, tallaban las típicas vibraciones del sonido en la superficie del disco en movimiento, dejando impresas de esta manera las ondas acústicas del sonido en formas físicas de surcos sinuosos en espiral, que pueden percibirse a simple vista. El espiral preciso es producto de la guía de un tornillo que gobierna al cabezal de corte, bajo el mismo principio de fonógrafo.

Al producto final de este primer paso se le conoce como “El Maestro” es un disco positivo, pero solo es un disco metálico de zinc con la cera estampada en una cara, sujeto a dañarse o distorsionarse por cambios de temperatura o caídas, etc.

Segundo:

Se tiene ya un “Positivo” en cera llamado Maestro, ahora queda someterlo a un proceso de electrodeposición, que Berliner lo denominó “Galvanoplastia” que en términos sencillos era aprovechar la cara metálica de Maestro conectado a una carga eléctrica positiva que hacía las veces de Cátodo y en el otro extremo una carga negativa de cobre o níquel, en un medio acuoso ácido, una vez activada la corriente eléctrica los iones eléctricos del cobre o níquel, se adhieren al cátodo (la cera que en la cara inversa es de zinc) produciéndose de esta manera un “Negativo” ya en un material duro y resistente, es un negativo fiel que abre la posibilidad de reproducir de manera ilimitada la impresión produciendo discos idénticos al maestro. A este producto lo denominaron “Matriz”

matriz en metal

Matriz metálica, lista para estampar o prensar discos en serie.

Tercero:

Como ya se obtuvo una Matriz que estaba hecha de un metal bastante fuerte, se disponía en las plataformas de una prensa, a este conjunto ya se le denominaría “Estampador”  a menudo a estas plantillas para estampar se les sometía a procesos de endurecimiento también por electrolisis, produciendo nuevos positivos y luego negativos duros y resistentes capaces de estampar bajo presión cantidades ilimitadas de discos idénticos.

El proceso de estampado se realizaba con pasta o gomalaca pre calentadas que se disponían en la plataforma horizontal de la prensa en una cantidad precisa, luego bajo presión se hacía descender la plantilla metálica para estampar los surcos sinuosos en el material dispuesto en la plataforma horizontal.

Marco Peña, Cusco, Gramófonos, Grabando discos, Victor Talking Machine

Estampador o prensa para discos

Una vez enfriado el material se obtenía un disco bruto que requería de manufactura en un torno, para darle los cortes o el acabado final y luego de recibir su sello y marca, se tenía ya un Disco listo para ser reproducido. Popularmente este producto ha sido llamado “Disco de Pizarra” pero solamente es por la apariencia que tiene al romperse, pero no es porque sea realmente de piedra pizarra.

 

EL COMPLEJO PROCESO DE GRABACIÓN.

Comentare algo breve sobre el ingenio que debía aplicarse en un estudio de grabación de hace más de un siglo, estos estudios primigenios eran sencillos en su concepto, y muy complejos en su ejecución, pues no contaban más que con una sala en la que sobresalía una gran bocina cuya parte más estrecha estaba en la sala contigua en la que se encontraba un Ingeniero de sonidos operando la máquina grabadora que ya he descrito.

el corte de un disco fonográficMarco Peña, Cusco, GramMarco Peña, Cusco, Gramófonos, Grabando discos, Victor Talking Machine

Torno de corte del disco para su acabado, aproximadamente 1910

Para finales del siglo XIX y principios del XX, el sistema de grabación era acústico – mecánico, o sistema analógico, lo que significa que las “Madres” originales eran logradas luego de una ejecución musical muy complicada.

Marco Peña, Cusco, Gramófonos, Grabando discos, Victor Talking Machine

Sala de grabación de 1914

Partamos del hecho de que para grabar una voz, el intérprete debía estar tan cerca de la bocina (corneta) de grabación para hacer posible  que la vibración del diafragma sea lo suficientemente contundente que asegure los cortes laterales en el disco de cera y zinc, al mismo tiempo el ingeniero debía calcular la distancia en la que debía estar cada instrumento según su fuerza, era pertinente hasta el uso de plataformas móviles para dar con las distancias exactas que permitan crear una grabación aceptable, las probabilidades de que los instrumentos se mezclasen eran altas o que alguno no se percibiera. Con todos estos cuidados, nada garantizaba una grabación completamente satisfactoria.

Como ejemplo de estos resultados sumidos en una densa nube de incertidumbre recordemos el caso de las hermanas Eva y Lucia Soto Gonzales, quienes en la Lima del 5 de setiembre de 1917 asistieron entusiasmadas al estudio itinerante de la Víctor talking Machine – representados por los Ingenieros George K. Cheney y Charles S. Althouse, quienes llegaban de una gira por   Argentina, Chile y Bolivia,- para realizar sus ansiadas grabaciones – solo imaginemos cuales serían las expectativas de inmortalizar sus voces en este novísimo sistema –  sin embargo sucedió que por razones técnicas en algún paso del proceso, las canciones interpretadas frente

Marco Peña, Cusco, Gramófonos, Grabando discos, Victor Talking Machine

Sala de grabación Pathé en el New York de 1913

a las máquinas de grabación de las hermanas Eva y Lucía Soto Gonzales nunca fueron escuchadas en un gramófono, ¿Cuáles serían las causas para imposibilitar el estampado o prensado de sus discos? he aquí algunas de las posibilidades técnicas:

  • Podría ser que durante la interpretación de las cantantes, la contundencia del sonido no cortase bien la placa de cera o Madre y al intentar producir la Matriz, esta no sirviera.
  • Que en el transcurso de miles de kilómetros, la madre de cera se hubiera dañado por cambios de temperatura o peor por algún accidente o caída que la echase a perder.
  • Que los ingenieros no calibrasen adecuadamente la profundidad del corte de la madre.

Cual fuera la razón, lamentamos hoy la pérdida de aquellas grabaciones que serían parte de nuestra herencia cultural.

Es preciso también mencionar que las grabaciones realizadas por la Víctor Talking Machine en el Perú en 1913 y 1917 todas fueron producidas con muchas limitaciones en la calidad del audio, con alta distorsión y bajo volumen.

Marco Peña, Cusco, Gramófonos, Grabando discos, Victor Talking Machine

Sala de grabación de la HMV Londres 1920

MÚSICA, GRAMÓFONOS, NOSTALGIA Y TRINCHERAS

Publicado: 5 diciembre, 2015 en Cultura

vintages_grammophon_postkarten-r183cc94fdc324a5db079509c12e7b265_vgbaq_8byvr_324

La música

La música ha sido siempre un medio fundamental en el desarrollo de la expresión de la sociedad humana, ajustada con un significado particular a todos sus estados emocionales, a lo largo de la historia se han creado infinidad de composiciones para brindarle al espíritu, tranquilidad, consuelo, fortalecer los lazos afectuosos, inspirar valor, patriotismo e identificación con una causa, eran particularmente estos tres últimos entre otros los que ciertas composiciones buscaban, de manera especial en tiempo de dura labor, es decir en tiempos de guerra.

Marco Peña, gramófonos, Cusco Perú, Vitrolas, gramófonos, Victor talking Machine

Soldados Peruanos del Destacamento de tanques en un momento de música, al son de una guitarra y un cajón improvisado, durante la campaña de 1941. Cortesía del archivo fotográfico de Carlos Mendoza

Las Guerras

La ciencia ha comprobado con creces en estos ultimo días que la influencia de la música en dosis constantes puede alterar para bien el dolor, el temor y acentuar favorablemente la identificación por una causa y hasta cerrar heridas, por tanto no nos será extraño que este conocimiento hoy probado, hubiera sido practicado milenios antes, con la ayuda de instrumentos sencillos en especial de percusión y de viento que en efecto mantenían óptimas la moral de las tropas, entonces ¿qué mejor podría haber sido escuchar voces que hablaban sobre el terruño, sus seres queridos y el honor patriótico?

Este fenómeno fue sin duda bien conocido por los pioneros del audio moderno quienes en tiempo de guerra también libraron sus propias batallas, simplificando sus sistemas y utilizando materiales más livianos para crear gramófonos que hagan presencia en estos tiempos difíciles,  elevando la moral de la población civil y de los futuros reclutas y cuando las armas callaban también lo hacían en las trincheras. Esta participación involucró mucho trabajo logístico, desde las mesas de diseños, el ingenio publicitario, los talleres de fabricación y la sensibilidad de los compositores y músicos, todos estos factores en su conjunto aportaron a que los gramófonos también estuvieran presentes cumpliendo su rol en las guerras por todo el mundo.

Marco Peña, gramófonos, Cusco Perú, Vitrolas, gramófonos, Victor talking Machine

Publicidad de la Firme DECCA durante la Primera Guerra Mundial.

Por las evidencias publicitarias que hoy podemos encontrar, la firma que redobló sus esfuerzos en esta visión, frente a otras fue la DECCA,  que con todo su aparato estuvo empeñada en el proceso integral de la guerra, desde la convocatoria, entrenamiento, valor en las trincheras, así como inspirar la prudencia y habilidades en los soldados llevando al centro mismo de la guerra grabados en discos de pizarra las voces de madres, hermanas, esposas y novias suplicantes que pedían que sus hijos, hermanos, esposos y novios vuelvan con bien y pronto, a la vez que se producían también material de audio que retrataba al enemigo como un ser demonizado, ridículo y sin fines nobles, esperando motivar y otorgar fuerzas a los soldados para salir de sus trincheras y procurar individualmente acelerar la guerra y ganarla.

De la traducción del contenido de esta primera fotografía del anuncio publicitario de la firma DECCA se obtiene lo siguiente:

“Un regalo de la casa. Ahora cualquiera que tenga un DECCA tendrá entretenimiento musical a su disposición a cualquier hora del día. El DECCA es ligero compacto, portátil y automático, no se requiere ninguna caja y no hay piezas sueltas que puedan perderse cuando se mueve y traslada en el caos que pueda preocupar a alguien. Inmediatamente abierta está lista para reproducir todas las marcas de discos y con cualquier tipo de aguja” 

Marco Peña, Gramófonos, colección, partes, cusco perú, Victor talking machine

Anuncio publicitario de la firma DECCA Británica, publicado en 1916 en plena Primera Guerra Mundial.

Cuando los conflictos se hacían largos o llegaban a un punto muerto comenzaron a componerse y llevar a las trincheras canciones de entretenimiento, estas con un acentuado contenido de propaganda o de sentimientos felices, como un antídoto a la sensación de aburrimiento de los soldados atrapados en sus trincheras, y a manera de darles una forma de contacto con su terruño, sus ciudades y sus teatros, para esto se producían discos de “canciones de la vida real” que inspiraban las emociones sentimentales o cómicas, en un lenguaje muy popular.

En esta segunda fotografía de publicidad DECCA dice: “Era justo lo que se necesitaba, un liviano y compacto gramófono… Si se requiere de una melodía, el DECCA responde al instante ¿se puede pensar en un regalo más agradable para enviar a su su soldado?.

Podemos apreciar que la actividad comercial de esta firma estaba perfectamente activa durante los tiempos de la gran primera Guerra.

En el caso de la “His Master’s Voice” o “La Voz de su Amo” su involucramiento en estos eventos de hostilidad fue en alguna manera diferente, la que se describe de manera muy elocuente en esta publicación, no solamente enviando gramófonos al campo de batalla, sino más bien a sus propios trabajadores y funcionarios al servicio activo, complementado con el envío de estas máquinas maravillosas, los gramófonos, a los hospitales para infundir valor y conseguir una pronta recuperación de los heridos en combate.

Marco Peña, Gramófonos, Victor talking machine, vitrolas cusco, perú, machupicchu

Anuncio de la “His Master’s Voice” fechada el 17 de Agosto de 1914, con un mensaje muy particular.

A la traducción, este anuncio expresa:

“His Master’s Voice” y la Guerra

“La guerra ha impuesto sus requerimientos en los miembros de nuestro personal de oficina, y la llamada movilización ha dejado espacios vacíos en nuestras oficinas y fábrica en la primera semana de las hostilidades.

Dos miembros de nuestro personal de ventas están luchando por su rey y el país, y uno de ellos, el teniente Jack Gibbons está con su unidad en el extranjero al mando de la fuerza expedicionaria, deseamos que vuelvan con un registro glorioso

Cambiando a otro aspecto de la guerra, muchos de los hospitales están siendo equipados con el mayor entretenimiento del mundo,  “Gramófonos La voz de su amo” para animar a los heridos. ¿Que podría ser mejor? Como donadores libres y desinteresados”.

Los gramófonos estuvieron presentes en las dos grandes guerras, evidenciando así su larga estadía y vigencia como un soporte de reproducción de audio, son por tanto nobles compañeros de los momentos de angustia y paz que caracterizan nuestra historia.

Marco Peña, Gramófonos, Victor talking machine, vitrolas cusco, perú, machupicchu

Gramófono “La voz de su amo” en un hospital Británico, reproduciendo una melodía para alentar a las tropas heridas, durante la Primera Guerra Mundial.

Los episodios de guerra, sin importar las nacionalidades, siempre han tenido un ingrediente importante en la música, he aquí un breve compendio fotográfico en el que puede apreciarse este importante factor y donde estuvieron presentes los nobles gramófonos.

Marco Peña, Gramófonos, Victor talking machine, vitrolas cusco, perú, machupicchu

Oficiales del Eje Austriaco alentados por un gramófono primigenio, 1914, en un Bunker a prueba de bombardeos.

 

Marco Peña, Gramófonos, Victor talking machine, vitrolas cusco, perú, machupicchu

Oficiales Rusos y franceses durante la Primera Guerra Mundial, 1915.

Marco Peña, Gramófonos, Victor talking machine, vitrolas cusco, perú, machupicchu

En el frente occidental oficiales británicos Escuchan un Gramófono. (Registros Museo de la Guerra Imperial, 1917)

Marco Peña, Gramófonos, Victor talking machine, vitrolas cusco, perú, machupicchu

Durante la campaña de reclutamiento para la Primera Guerra Mundial en Trafalgar Square, Londres. (Foto de Central Press / Getty Images)

 

Marco Peña, Gramófonos, Victor talking machine, vitrolas cusco, perú, machupicchu

Oficiales y soldados Británicos escuchando un equipo portátil DECCA, durante la Primera Guerra Mundial.

 

Marco Peña, Gramófonos, Victor talking machine, vitrolas cusco, perú, machupicchu

Batallón de infantería Americano N° 90 alentado por un gramófono, antes del desembarco de Normandia, Junio de 1944

Marco Peña, Gramófonos, Victor talking machine, vitrolas cusco, perú, machupicchu

Capitán John M Anderson capellán de la Infantería Ligera de montaña de Canadá con algunos soldados franceses de la resistencia, en Caen 15 julio 1944

Y finalmente como dijera  Tomás Gómez, coordinador del artículo “Homo Musicalis”

“Es posible que el hombre, genéricamente hablando, necesite también tallar, pintar, versificar; pero muchos seres humanos no tienen la necesidad imperiosa de tales cosas, mientras que ninguno de ellos puede vivir sin cantar”

EL RARO “VÍCTOR V” DE CAJA GRANDE

Publicado: 4 noviembre, 2015 en Cultura
Raro Victor V, Willy Monzón Vásquez, Cusco, Marco Peña, Gramófonos, Machupicchu, Vitrolas

El gran Víctor V, el más grande de todos los gramófonos de bocina externa, supera al Víctor VI por casi pulgada y media.

Quienes están familiarizados con estas bellas piezas “los Gramófonos”, sabrán reconocer de inmediato y a simple vista a un gran “Víctor V“, un equipo muy particular caracterizado por su tamaño y robustez, este modelo  fue la segunda oferta más lujosa de la Víctor Talking Machine Company entre los gramófonos de bocina externa, superada solamente por el Víctor la sexta o Víctor VI.

El Víctor la quinta fue materia de intercambio comercial en el sur del Perú hasta relativamente muy entrado el siglo XX, siendo uno de los modelos de corneta externa que sin dificultad aún se vendió luego de la década de 1920 cuando las máquinas de bocina interna habían sido el instrumento de elección del cliente más exigente, fue un modelo que presentó fuerte competencia a las Victrolas, oponiendo tenaz resistencia a la discontinuidad y desuso de las grandes cornetas, es por tanto, una prueba de la larga vigencia de la que gozó el gramófono de bocina externa en los andes peruanos, superando ampliamente en tiempo a lo que ocurrió en las capitales.

Breve reseña

Para involucrarnos más con el Víctor V, comentaré algo breve sobre su historia, este modelo se fabricó como una variación del primigenio “Víctor D” que fue producido en 1903, esta transición se verificó a partir de Octubre de 1906 por razones de estrategia comercial. Algunos detalles técnicos son  por ejemplo que este modelo al principio lucía un reproductor “Concert” y posteriormente el “Exhibition”.

Raro Victor V, Willy Monzón Vásquez, Cusco, Marco Peña, Gramófonos, Machupicchu, Vitrolas

El extra pesado motor Tipo “J” del Víctor V tardío y más grande.

 

 

Respecto a su mecanismo, primeramente estaba equipado con un motor Tipo “M” de tres cuerdas, el que está en la mayoría de ejemplares de este modelo que vemos hoy, luego de 1914 se equiparon con los Tipo “J” motores grandes y muy pesados, con un consiguiente cambio en la apariencia externa de la caja, es aquí donde nace la última y más rara versión de este Víctor V de caja muy grande, de hasta 18 pulgadas en la base y cuya tapa de cinco piezas fue hecha a la manera de las Victrolas, de no ser por la placa que está en el equipo, bien podría considerarse que se trata de un modelo distinto.

El Víctor V de Caja grande que está en Sicuani.

Raro Victor V, Willy Monzón Vásquez, Cusco, Marco Peña, Gramófonos, Machupicchu, Vitrolas

El frente del más tardío de los Víctor V de caja grande, que está en Sicuani, Cusco.

He aquí el raro gramófono Víctor tipo V que me fue concedido por el Dr. Willy Monzón Vásquez, ex Alcalde de la Ciudad del Cusco y Anticuario, quien desde antes de 1970 ha tenido la sensibilidad y el acierto de recuperar y conservar muchas piezas tecnológicas, de arte y arquitectura, que sin duda son parte misma de la historia del sur del País, y que aunque el Dr. Willy no se ha especializado en los gramófonos cuenta con más de diez ejemplares, variados desde los “Peter pan”, los equipos más pequeños, los portátiles DECCA los más bellos en maletas, pasando por gramófonos mueble de pie, hasta equipos de corneta externa como fue este bello, grande y raro ejemplar, quedándose con su favorito un hermoso Víctor I de fabricación temprana.

Raro Victor V, Willy Monzón Vásquez, Cusco, Marco Peña, Gramófonos, Machupicchu, Vitrolas

Hermosa caja de roble del Víctor V, mostrando sus periféricos, nótese la manilla simple, muy diferente a los Víctor V más tempraneros.

Los expertos señalan que aproximadamente por cada cinco ejemplares Víctor V de motor Tipo “M” encontrados actualmente, existe solamente uno de estos nobles y grandes con motor Tipo “J” , fue ahí cuando aprendí a apreciar más este raro ejemplar, fabricado precisamente para la exportación, en pleno apogeo de las “Victrolas”, significa que solo muy pocos, o raros se vendieron en los Estados Unidos, la mayoría están en América latina, Asia pacífico y tal vez África, área de acción de la Víctor Talking Machine, como hemos comentado en otro artículo de este portal, razón por la que hay pocas referencias disponibles de este tipo de piezas.

A partir de 1914 salen a la luz y fuera de su país de origen no muchos de estos ejemplares, para suerte mía uno de estos está ahora en Sicuani, conservando sus señales de uso, una pieza muy particular porque aparte de su gran caja, cuenta con un sistema de frenado automático, siendo necesario que el brazo niquelado esté equipado con un accionador de dicho sistema de freno, asimismo la parte central de la tapa de cinco piezas, no está hecha de roble macizo, es solo un enchapado, detalles que no se ven en ningún otro ejemplar de bocina externa, ubicándose de esta manera como uno de los más escasos y pesados Víctor V, pues llega a nada menos que 30 kilogramos de peso bruto con todos sus periféricos.

El Víctor de caja grande aún más raro

Raro Victor V, Willy Monzón Vásquez, Cusco, Marco Peña, Gramófonos, Machupicchu, Vitrolas

Uno de los pocos ejemplares Víctor V de caja grande hecho de Caoba, el más tardío, con el control de velocidad más sofisticado y el reproductor Victrola N° 2

Si a este Víctor V de caja grande de roble lo consideramos como “Raro”, sus cercanos fabricados en “Caoba” actualmente son considerados como más raros, estos equipos de caoba son aún más tardíos su sistema de control de velocidad había sido mejorado, con un mecanismo de gobierno de “pelo resorte” aguja y cristal, sistema más preciso y sofisticado para ese tiempo y un reproductor Victrola N° 2, mejoras de las que solo gozaban las “Victrolas”. De este raro tipo de Víctor V, actualmente solo hay registrados 4 en todo el mundo de conocedores y especialistas en gramófonos y que seguramente se irán conociendo algunos pocos más al tiempo que sean hallados y vueltos a la vida.

Raro Victor V, Willy Monzón Vásquez, Cusco, Marco Peña, Gramófonos, Machupicchu, Vitrolas

He aquí un rarísimo Víctor V con caja grande de Caoba, hay solo cuatro de estos ejemplares registrados

Como se expresara “Mario” uno de los propietarios de un Víctor V de caja grande “Estas máquinas posteriores son raras en su propio derecho”

Su anuncio publicitario

Con Caja de Caoba o roble de dimensiones 18 x 18 x 7 ½  y plato giratorio de  12 pulgadas, reproductor niquelado Víctor Exhibition, con rodamiento de billas en el brazo cónico y tubo del reproductor tipo ” cuello de ganso”, freno automático, regulador de velocidad e indicador. Motor extra pesado con tres cuerdas y de accionamiento especial (se puede cargar la cuerda mientras reproduce) Bocina negra de flor Víctor con líneas doradas, 26 pulgadas de largo y 24 pulgadas de campana, o Bocina de acero de 18 1/2 pulgada con campana de bronce, opcionalmente con la bocina de roble N° 30 por $ 3.00, o con la bocina de roble N° 31 por $ 8.00 adicionales.

Raro Victor V, Willy Monzón Vásquez, Cusco, Marco Peña, Gramófonos, Machupicchu, Vitrolas

Anuncio de 1917, cuya traducción esta líneas arriba. De esta manera se ofertaba este Víctor V de caja grande. (Archivo fotográfico de George F. Paul)

Las fotografías expuestas son las únicas a las que pude tener acceso, por favor si alguien sabe más de estos equipos, tenga a bien compartir sus fotografías en los comentarios, será grato e ilustrativo saber de más de estos grandes y tardíos Víctor V.

Las fotografías expuestas son las únicas a las que pude tener acceso, por favor si alguien sabe más de estos equipos, tenga a bien compartir sus fotografías en los comentarios, será grato e ilustrativo saber de más de estos grandes y tardíos Víctor V.

Fotograma de un vídeo en Internet, tercera y ultima fotografía de un gramófono Víctor V de caja grande disponible en Internet.

VV-XI, Victor Talking Machine, Gramófonos, Marco Peña, Cusco Perú, Machu picchcu

Del gramófono de corneta a la Victrola

Del Gramófono de bocina externa a la Victrola en el Sur del Perú

Oligarquia peruana, Gramófonos, Victor Talking Machine, Marco Peña, Cusco, Perú, Machupicchu

Imagen típica que representa la oligarquía de principios del siglo XX en el Perú y Latioamérica

Durante la revolución industrial de Norteamérica y Europa, es decir entre finales del siglo XIX y comienzos del XX, en el Perú se consolidaba una economía atractiva y próspera, basada en la extracción y exportación de materias primas, la estructura urbana de entonces comenzaba a crecer y surgía una clase media como un sector de poder importante, esta nueva clase se caracterizaba por imitar las costumbres y hábitos de la oligarquía peruana – en el sur en particular esta clase estaba basada en el negocio de la Lana – los que a su vez tomaban este comportamiento de los modelos europeos, en este contexto el país se perfilaba como una atractiva plaza consumidora de productos resultantes de esta revolución, tales como relojes, máquinas de escribir, máquinas de coser, gramófonos, fonógrafos, discos de música, pianos, instrumentos musicales diversos, velocípedos, bicicletas, motocicletas y automóviles, es en este escenario en el que nos ubicamos para visualizar el influjo de las máquinas parlantes en el Perú y en los andes del sur de este.

Republica aristocrática por jorge basadre alexis leon oligarcas peru

La Oligarquía Peruana de principios del Siglo XX, periodo al que Jorge Basadre calificó como la “República Aristocrática” (tomada del Post de Alexis León)

En los primeros años del siglo XX, en el Sur del Perú el sistema de entretenimiento basado en la reproducción de audio había crecido significativamente, todo esto gracias a una campaña publicitaria muy bien conducida y con una inversión significativa, las ventas de la joven “Víctor T. M.” habían aumentado considerablemente.

victor talking machine, marco peña, perú, cusco, machupicchu, gramófonos

Las grandes cornetas como estas que fueron antes despreciadas hoy son muy deseables para los coleccionistas

Tal como ocurrió en los Estados Unidos y Europa, el público Peruano de la Oligarquía, principal consumidor de estos artefactos, comienza a creer que las máquinas de bocina externa eran feas y torpes, influencia que sin duda se difundía en el país a través de publicaciones y revistas extranjeras, las que literalmente decían: “Las grandes cornetas recogen polvo”, “Esas máquinas son monstruosidades”, “las antiestéticas grandes cornetas”, “las grandes bocinas dominan el ambiente donde se ubican”, “las bocinas crean apariencia antiestética”, “las bocinas dominan el diseño” por último que estos gramófonos con la corneta eran propensos a ser golpeados, dañados incluso perdidos, por tanto desde entonces habría una resistencia a la adquisición de estos diseños principalmente en ese estrato socio económico.

victor talking machine, marco peña, perú, cusco, machupicchu, gramófonos

Lo que hoy evoca tanto pasado, fue considerado en su tiempo como grotesco e incompatible con el buen gusto.

Sin duda esto debió ser desmoralizante para la compañía fabricante, pues el diseño de bocina externa era producto de largos procesos de experimentación y gran inversión, técnicamente el sistema funcionaba con bastante eficacia y todos los fabricantes las adoptaban como el mejor sistema hasta entonces, esta coyuntura difícilmente previsible ocasiona un desplome en las ventas  y comienza a limitar el mercado de  la Víctor Talking Machine, bajo tal situación solo un toque de genialidad podría revertir esta caída, es por tanto que la Víctor comienza a dar un giro al negocio, adaptándose a los cambios y expectativas del mercado, momento propicio entonces para el nacimiento de un nuevo enfoque, se da lugar al surgimiento de un nuevo concepto, como prueba de la gran versatilidad y flexibilidad de esta Compañía, como no se tenía referencia en esos días, normalmente los cambios en los diseños se hacían en periodos largos que tomaban años, incluso décadas.

victor talking machine, marco peña, perú, cusco, machupicchu, gramófonos

Las cornetas efectivamente ocupaban grandes espacios y su traslado y transporte fue siempre un trabajo delicado.

La producción de Gramófonos con bocina externa, en la Víctor Talking Machine siente un freno súbito e imprevisible, las cadenas de producción de sus componentes, principalmente los motores forzosamente tienen que ser discontinuados, y reorientados a producir nuevos diseños que satisfagan el montaje de artefactos más sofisticados, y que paralelamente podrían beneficiar a la empresa proveyendo de equipos sencillos a ese sector popular que verían satisfechas sus expectativas con tan solo tener un reproductor capaz de permitirles disfrutar de este novedoso y maravilloso sistema de entretenimiento. En este punto comienzan a estandarizarse los periféricos, obviando los detalles exclusivos para un diseño en particular entre los gramófonos de bocina externa, aquí nacen los comúnmente llamados “productos tardíos” en los que se aplican los mismos motores y periféricos de Victrolas de bajo costo, para los gramófonos de bocina externa, que aún se mantienen en producción pero en cantidades limitadas, orientadas para su comercialización en otras partes del mundo, según le correspondía a la Víctor Talking Machine – mediante convenio con la Gramophone Cómpany de Europa –  que eran América latina, África, Asia pacífico, principalmente, razón por la que en el Sur del Perú la compra y venta de gramófonos de bocina externa estuvo activa por muchos años más aun hasta finales de los años 40 y en las profundidades de los andes su intercambio y uso llegaron casi hasta los 60, lo que no significa que se fabricaran gramófonos hasta esos años, sino mas bien se trataba de productos logrados entre los años 20, los que seguramente se mantenían como valores en almacén, por esta razón los gramófonos que actualmente encontramos en los andes peruanos son en su mayoría “productos tardíos”, por que ocurrió que en las entrañas del país, las “cornetas” siempre fueron bienvenidas.

El nuevo concepto: “La Victrola”

Victrola victor, Marco Peña, Cusco, Peru, Gramofonos, Machupicchu

Una hermosa Victrola XI, como un nuevo concepto en el sistema de entretenimiento de principios del siglo XX

La Victrola es el primer gramófono de bocina interna, el nuevo concepto propone que la bocina que tanta disconformidad había originado, se disponga escondida por debajo del tornamesa y del motor en un mueble de pie para el hogar, de manera que la salida del audio sea a través de portañuelas esmeradamente trabajadas que cubrían una abertura en la parte frontal del mueble exquisitamente acabado; fue inicialmente denominado como El Víctor-Victrola producido y comercializado a partir de 1906, estas han sido producidas en grandes cantidades y en una gran variedad de diseños, modelos y acabados, hubieron también diseños personalizados, algunos producidos con muy escasas y raras unidades.

La Victrola es la encargada de otorgarle a la Compañía Víctor el estatus de multimillonaria, los diseños de bocina externa por prontamente haber sido rechazados por el sector más importante de la cartera de clientes de la empresa no fueron capaces de otorgarle a la compañía un periodo de producción razonable como para crecer con ellas, las “Victrolas” en cambio satisfacían las demandas y tenían una ventaja adicional, que las portañuelas servían como un rudimentario pero efectivo “control de volumen”; cuando estaban abiertas, el sonido era completo y fuerte y cerradas estas, el volumen se reducía.

Esta idea novedosa fue patentada rápidamente, con el nombre de “Victrola” comercializada primeramente como la VTLA (acrónimo de Victrola) que pronto se llamó Víctor Victrola XVI, posteriormente estarán otras más lujosas, como la VV-XX y sucesivamente.

La Pooley Furniture Company de Filadelfia ayuda a la Víctor como proveedora de muebles para montar las “Victrolas”.

Estas máquinas se destinaron para la venta a los clientes ricos, dado que su precio de venta inicial fue de nada menos que US $ 200 y 300, a pesar del costo, las máquinas se vendieron prontamente, sellando así el éxito de la transición.

McKenzie Hunter, Osmond, Marco Peña, Gramófonos, Cusco, Perú, Machupicchu, Victor talking

La modelo McKenzie Hunter (Sobrina de Jimmy Osmond, parte del Show de Donny & Marie que muchos recordarán), en una memorable visita a la Casa museo en Sicuani, atraída precisamente por las grandes y grotescas Cornetas de los gramófonos.

No es extraño imaginar que muy pronto las “Victrolas” ingresarían a los hogares promedio en Cusco, se tiene referencias de que en una casa hacienda cualquiera en esta región existían más de un gramófono, efectivamente un mueble de pie o Victrola y su antecesora una “vitrola de corneta” como comúnmente la denominamos hoy.

Este fenómeno en las preferencias del mercado ocurrido hace más de un siglo, ha surtido su efecto en estos días, para quienes las recuperan y conservan hay una evidente preferencia por las máquinas de corneta sobre las victrolas, ¿sera que ha surgido un cambio en los criterios? pues mi opinión es que para preferir u otorgarle valor a una pieza en particular, esta debe cumplir con mínimamente lo siguiente:

  • Ser original.
  • Debe fácilmente evocar pasado o antigüedad, y
  • Ser escasa o rara.

Por tanto, considero que si, se ha experimentado un cambio en los criterios, por mucho hoy se prefieren y valen más las máquinas con corneta externa, solo con muy pocas excepciones para las Victrolas, por ser estas más abundantes y menos capaces de evocar pasado. Hoy esas grotescas cornetas se han tornado bellas, lo que creaba apariencia anti estética hoy hace absolutamente todo lo contrario, como dijera el experto pintor y diseñador de interiores peruano Roque Saldías, en una entrevista para la revista Caretas ellos y ellas “tesoros en casa”: “Creo que los objetos antiguos ennoblecen un ambiente” asimismo dijo: “El uso de antigüedades no es una moda, son objetos atemporales, hay un reflejo de historia o un reflejo emocional en ellos” Estoy plenamente de acuerdo con ambas afirmaciones, conceptos y razones suficientes para seguir rescatando y compartiendo más sobre los nobles gramófonos, con o sin corneta.

SAM_4929

ALGO DE GRAMÓFONOS EN CUSCO

Publicado: 3 septiembre, 2015 en Cultura

El Gramófono y el contexto socio cultural Cusqueño

Marco Peña, Juan Manuel Figueroa Aznar, Gramófonos, Vitrolas

Juana Yabar, esposa de Juan Manuel Fugueroa Aznar, fotografía tomada por el mismo Juan Manuel Figueroa en Paucartambo de 1908

Como Dijera Gustavo Buntinx, experto Curador de arte, en un artículo de la revista “Ideele” entre 1900 y 1940  se vivió “el Esplendor y el ocaso del Cusco Señorial”, de manera personal me gustaría añadirle 10 años más a este periodo, incluso hasta después de 1950, en ese tiempo señorial – el tiempo del apogeo de los gramófonos – la realidad social, política y económica Cusqueña se desarrollaba de una manera muy diferente a la de hoy, a comienzos del siglo XX, eran parte protagónica de este contexto los grupos de élite, de poder económico, político y formación privilegiada, que aun teniendo todas las posibilidades de asentarse en las ciudades capitales más grandes y gozar de todas sus bondades, decidían libremente fijar su destino, suerte y fortuna, precisamente en lo más profundo y remoto del Perú, en varios de los casos no se trataba solamente de un mero interés extractivo, sino muchos habían logrando una profunda identificación y compenetración con la tierra – al grado de sepultar a los suyos y pedir ser sepultados en las partes más altas de las haciendas, estos lejanos parajes donde hoy muy pocos llegan – y también en muchos casos, profunda conexión con la gente autóctona, aspectos ambos que hoy son incomprensibles para la mayoría. Este grupo de élite hablaba un quechua fluido y cultivaba un castellano prolijo, sin mostrar acento alguno al pronunciarse en cualquiera de esos dos idiomas, por tanto tenían la soltura de desenvolverse en el ámbito rural de las profundas entrañas del Perú, así como en las ciudades Capitalinas a las que acudían esporádicamente. Actualmente esa realidad ha cambiado de manera  radical.

Uno de los referentes que se constituía asimismo con su arte y pasión, en un nexo o eslabón entre esta clase dominante y el indigenismo, fue sin duda don Juan Manuel Figueroa Aznar, conocido también como el “gran retratista de los hacendados”  quien tenia la sensibilidad de inmortalizar a la gente Cusqueña autóctona con el mejor de sus perfiles y también estaba presente en los acontecimientos de las haciendas, inmortalizando muchas escenas vivenciales y días festivos. Este artista como parte de la Sociedad dominante de entonces – Casado con la hija de Don Mariano Yabar Calderón, que dominaba el sistema de haciendas de las regiones circunvecinas de Paucartambo – hoy con su archivo aunque escasamente conocido nos permite darle una mirada a ese maravilloso espacio de nuestro pasado.

Marco Peña, Cusco, Gramófonos, Perú, Vitrolas, Juan Manuel Figueroa Aznar

Fotografía en la hacienda Ccanopata, San Jerónico Cusco en 1910, tomada por Juan Manuel Figueroa Aznar, en el extremo derecho se aprecia, seguramente en pleno funcionamiento un Víctor V. (Archivo fotográfico de Augusto Schaller)

Las haciendas Cusqueñas, eran los escenarios en los que de seguro podía apreciarse en muchos casos hasta más de un gramófono, en distintos diseños, pasaron por los equipos de bocina externa y se quedaron con los muebles de pie que según el criterio de entonces armonizaban mejor con el ambiente. Observemos una típica fotografía de 1910, en un día festivo en la hacienda Ccanopata Ubicada en el distrito de San Jerónimo Cusco, en el que se muestran de manera singular un gramófono Víctor V y una carabina de la época, artefactos que distinguían a la élite de aquel tiempo.

Pongamos en ejercicio nuestros sentidos y la imaginación, transportándonos a ese día, y escuchar el sonido monofónico típico de esa Vitrola, que luego de causar asombro brindaba la maravillosa bendición de gozar con la música y bailar a la luz del día en un evento festivo de hacienda, como ha querido mostrarnos Don Juan Manuel, quien mantenía relaciones cordiales con las familias Marmanillo, los Romainville, los Bragagnini, los Vizcarra y otros que conformaban un grupo de poder en las regiones circunvecinas de Cusco y ha fotografiado una infinidad de estos acontecimientos, con estas familias y su propia hacienda, material que en la actualidad está en proceso de recuperación, siendo que luego de 1951 todo su archivo fuera vendido a un cazador de tesoros, quien luego de seleccionar lo que él en el momento consideraba de valor y subestimando los negativos en vidrio y quizás miles de fotografías las desechó como basura, fotografías que actualmente deben estar en todas partes, esperando ser halladas e identificadas en el mejor de los casos y para nuestro pesar, muchas perdidas para siempre.

El Terremoto de 1950

Cuando la ciudad refulgía de belleza, un domingo 21 de mayo de 1950, los cusqueños vieron cómo lo hermoso se tornaba en ruinas. El sismo que fue de una magnitud de 6,0 grados en la escala de Richter, causó la destrucción total de la ciudad, los templos coloniales perdieron sus torres, pesadas campanas de bronce se quebraron al caer al suelo, las esculturas se hicieron pedazos; esta capital cambiaría desde entonces su rostro, solo las inexorables edificaciones precolombinas quedaron en pie, como fuerte eslabón entre el Cusco de antes y después del terremoto.

Marco Peña, Gramofonos, Cusco, Vitrolas, Perú

Corneta de nueve paneles y una Victrola VV – IV con diafragma Victrola N°2, puestas a buen recaudo luego del terremoto de 1950 en Cusco. (Fotografía tomada por Eliot Elisofon para la Revista LIFE)

Como se observara en la fotografía tomada por el fotógrafo Eliot Elisofon para la revista LIFE, en el año 1950 los gramófonos todavía eran artefactos de mucho valor, entenderemos que el ciudadano propietario de estos dos gramófonos que vemos -una victrola VV – IV y un gramófono de bocina externa de nueve paneles, cuya caja y periféricos no logran apreciarse – sin duda alguna estos dos gramófonos son entre otros efectos, las posesiones más valiosas, manifestación inequívoca de que estas maravillas valían tanto en 1900 como en 1950 luego del gran terremoto.

Notamos que el campo donde se encuentran estos bienes considerados de gran valor para su propietario, es un espacio de cultivo, puede notarse aun los rastrojos típicos que pueden verse hoy en los meses de Mayo a Junio, Esta fotografía posiblemente fuese tomada en un área que actualmente es ya urbana, podrían ser las que hoy son conocidas como Marca Valle o Santa Ursula.

Martin Chambi, Marco Peña, Gramófonos, vitrolas, Cusco, Perú

Una de las ultimas Fotografías del gran Martín Chambi en 1950, Campanario Colonial de Iglesia Cusqueña destruida por el terremoto.